La etiqueta “nofollow” Blog de SEO

11.01.2012

La etiqueta “nofollow”

Durante la semana pasada ha salido a la luz con toda la relevancia del mundo el caso de Google y los enlaces patrocinados a la descarga de su propio buscador Google Chrome. Al final, todo se reduce a una serie de subcontrataciones y al despiste generalizado de unos pagados bloggers que se olvidaron de utilizar la etiqueta “nofollow” en sus enlaces a Google Chrome. Un fallo que le cuesta al buscador 60 días de penalización y la befa y la mofa del sector. Y todo por el “nofollow”, pero… ¿Qué es eso y para qué sirve?

La etiqueta “nofollow” es lo que se denomina como “el valor de un atributo en codigo HTML“. Esto, en palabra de la calle, viene a decir que el “nofollow” no es más que un aviso a los buscadores, que leen el código de tu página para que no tengan en cuenta ese enlace.

Normalmente, con los enlaces que utilizamos en nuestra página web lo que hacemos es otorgar valor a la página que enlazamos: si yo considero esto relevante lo enlazo y, por tanto, lo pongo a disposición del lector para que pueda acceder más facilmente. Esto que para el lector no es más que una ayuda, para el buscador es un punto a favor del sitio que estas enlazando. De ahí que, cuando la web comenzó a crecer, naciera la etiqueta “nofollow”.

Con ella, nacida en 2005 de la mano de Matt Cutts, los editores de páginas web o blogs podían enlazar cualquier cosa y, al ponerla en el código del enlace decirle a Google que eso no es relevante que, directamente, pase sobre ello como si nada.

Esto, que puede parecer algo tiquismiquis, cobra importancia para cualquiera que escriba un blog y enlace a otros sitios: son legión todos aquellos que intentan enlazar desde nuestra página para obtener relevancia pese a que nuestro tráfico sea bajo. Da igual ya que siempre nos llegará alguna que otra visita.

Por eso, al poner “nofollow” en nuestro enlaces, tal que así ( <a href=”http://ejemplo.net/” rel=”nofollow”>enlace</a> ), conseguiremos que, por si acaso, no nos ocurra lo que le ha ocurrido a Google. Siempre y cuando sea algo patrocinado, claro.

No hay comentarios para la entrada “La etiqueta “nofollow””
Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)




Condiciones Generales de Uso y Aviso Legal - Política de Privacidad - Contacto

Copyright © 2011 Nicripsia Internet SL. CIF: B54127337.
Todos los derechos reservados.

Red de blogs